Lina Esencial 2015

Los vestidos de corte tradicional están confeccionados en popelín o plumeti, con una exquisita mezcla de volantes de capa con cordón, rematados con pespuntes o con encajes clásicos.

Los adornos son una de las grandes apuestas. Rocío Montero, diseñadora de la firma, ha innovado eligiendo la pasamanería o el guipur para resaltar los hombros y escotes de las flamencas.

Prueba de ello, es el traje negro con guipur rojo en forma de flores, que simula un mantoncillo y le da un toque muy original a la pieza.

Además, y como marca la tradición, algunos de los vestidos se combinan con mantones de crespón. Todos, de lunares y bordados artesanalmente con dibujos exclusivos de la casa. Con las flores de siempre: claveles y rosas.